Cuando se trata de medir las habilidades en los distintos aspectos de la vida podemos utilizar diferentes métodos. En el caso de los deportes, hay pruebas o test que nos ayudan a medir la capacidad que tiene el individuo para desarrollar una prueba ya sea de resistencia, velocidad, fuerza, etcétera.


La resistencia es la capacidad o habilidad para retrasar la fatiga, lo cual permite mantener nuestro rendimiento, sin caer en exceso, durante un determinado período de tiempo. Normalmente, en casi todos los deportes es fundamental la resistencia de forma que se trabaja en casi todos.

Para medir nuestra resistencia hay varios métodos, uno de ellos es mediante los test. Podemos distinguir dos muy famosos, el Test de Cooper y el Test de Course-Navette. Este test fue ideado por el profesor Luc Léger de la Universidad de Montreal, sobre los años 80-90. Junto con el Test de Cooper son los test por excelencia para medir la capacidad aeróbica de las personas. Normalmente, se utilizan estas pruebas en colegios o cursos.

El test comienza a un ritmo un poco lento para ir aumentando poco a poco, a medida que va pasando el tiempo, el ritmo que hay que mantener es mayor si no queremos quedar descalificados.

Esta forma de medir nuestra capacidad aeróbica está compuesta por las siguientes pautas:
. Debemos realizar la prueba en 20 metros de distancia, nos colocamos en un extremo que delimite los 20 metros y debemos de llegar al otro extremo antes de que suene el pitido.
. Nuestro ritmo lo marcará la máquina o aparato de música, cada vez dejará menos tiempo para llegar al otro extremo. Cada 60 segundos se reduce el tiempo.
. Si no consigues llegar al otro extremo antes de que pite el aparato, quedarás eliminado.

Actualmente es el test más apropiado para medir la resistencia cardiorrespiratoria. En los últimos años ha demostrado más eficacia que otros test.


Artículo facilitado por Ejercicio Fisico (www.entrenamientofisico.net)