No necesito un entrenador... ¿O sí?

Cada día son más los practicantes en el mundo del running o del trail, cada día son más las personas que empiezan a entrenar, pero muy pocos lo hacen de la mano de un profesional. Unos porque piensan que no lo necesitan, que son capaces de autoentrenarse; otros porque ya tienen un plan de entrenamiento que les ha pasado un compañero que le fue bien hace tiempo; los hay también que se descargaron un archivo que encontraron en internet de “cómo preparar una maratón en 6 semanas”; o porque no quieren gastarse dinero en alguien que "simplemente" les diga queé es lo que tienen que hacer.


Entrenador

Si nos paramos a pensar, hay corredores que llevan zapatillas de mas de 100 euros, una mallas o pantalones de alguna marca reconocida, gorra y gafas de sol a juego, un GPS que supera los 200 euros, inscripciones a carreras todos los meses que están por encima de los 20 euros... Pero no se preocupan de lo que quizás es más importante, pagar a alguien que no solo te diga qué tienes que hacer, sino que también te diga lo que NO tienes que hacer.


En un plan de entrenamiento debe de primar el principio de individualización, es decir, que lo que te va bien a ti, no tiene por que irle bien a tu compañero. Dos personas de la misma edad, del mismo nivel y con el mismo objetivo no tienen por que hacer el mismo plan de entrenamiento, pues las cualidades físicas, el trabajo, la experiencia, la genética... son factores determinantes.


Una buena planificación estará orientada hacia un pico de forma determinado, te ayudará a alcanzar un buen estado de forma, pero sobre todo evitará que hagas cosas que puedan ir en tu contra y minimizará las posibilidades de lesión. Cualquier persona que empieza a correr avanza en su estado de forma, sobre todo al principio, pues el margen de mejora es amplio. Otra de las diferencias entre una buena programación deportiva individualizada y un plan de entrenamiento de una revista, es alcanzar nuestro mejor estado de forma en el momento deseado, haciéndolo coincidir con la competición más importante para nosotros. De otra forma, puede que nuestro pico de forma no coincida con esa importante cita.


Un entrenador te programará la rutina de entrenamiento y querrá que seas fiel a ella y la cumplas, pero también sabrá decirte cuándo debes de cambiarla. Debe de haber una buena conexión entre atleta y entrenador, pues aunque haya un entrenamiento programado, si te ve que estas demasiado cansado, bien por la carga de entrenamientos, bien por el trabajo, problemas personales... te podrá variar de forma que sea más asequible.


Los entrenadores han estado años formándose, no solo académicamente, sino también en la práctica del día a día en las pistas de atletismo. Han invertido mucho tiempo y dinero en formarse, confía en ellos, son profesionales y quieren lo mejor para ti, incluso a veces, más que tú mismo.


Entrenadores, como en cualquier otro gremio, los hay mas buenos y menos buenos, más reconocidos y menos, unos más caros y otros más baratos... En eso decides tú.



Autor: Raúl López Martín
Entrenador Nacional de Atletismo por la RFEA y corredor de trails y ultratrails.

Si te ha gustado el articulo, síguelo en Facebook y estarás informado de otros temas del mundo del entrenamiento: facebook.com/kapurrosteam/