Todos los corredores sevillanos han corrido, o al menos conocen, este recorrido por la margen del río Guadalquivir, nuestro "Río Grande" como lo bautizaron los antiguos árabes pobladores de al-Andalus.
  Mi intención es que sea conocido por todos, para beneficio del corredor que venga de vacaciones y desee disfrutar de un magnífico marco donde correr. No lo dudes, si eres de fuera y quieres trotar un poco por Sevilla, date una vuelta por este recorrido de 9 km (ida y vuelta) y totalmente llano.

  Comenzamos nuestro recorrido al pie del Puente de San Telmo, con preciosa vista de la Torre del Oro a la derecha y el río a la izquierda. Descendemos por el carril bici.
Torre del Oro desde el Puente de San Telmo.

  Fue construida a principios del siglo XIII por los Almohades. Era utilizada para controlar las entradas al puerto de Sevilla: una enorme cadena de hierro pendía de ella atravesando el río de orilla a orilla. Probablemente una cubierta de azulejos dorados le dió su nombre, aunque la creencia popular es que se utilzó para guardar el oro que se traía de América.
Torre del Oro.

  A la izquierda embarcadero de naves de paseo por el río. Estamos en el Paseo Alcalde Marqués de Contadero, justo arriba (no visible desde aquí) está la Plaza de Toros de la Maestranza. A la vuelta, si lo deseas, puedes hacer el recorrido por la parte alta del paseo, también amplia para correr, así verás la Plaza y una vista más panorámica del río.
Paseo Alcalde Marqués de Contadero.

  Seguimos hasta aproximarnos al Puente de Triana (Puente Isabel II), construido en 1852 para sustituir un antiguo puente de barcas que databa de la época almohade. Encima del puente, al otro extremo de donde estamos, hay una capillita de la Virgen del Carmen (el mechero).
Puente de Triana.

  Es Monumento Histórico Nacional desde 1976. Nuestra ruta pasa bajo el puente por un túnel de piedra. Hasta aquí hemos recorrido 880 metros
Paso bajo el puente de Triana.

  Subimos una pequeña cuesta y nos colocamos a nivel de calle, pero siguiendo siempre el carril bici. Aunque este pequeño tramo no es muy bonito a la izquierda hay un parquecillo y se sigue viendo el río. Estamos en la calle donde nació la histórica Radio Sevilla.
Calle Radio Sevilla.

  En seguida volvemos al borde del río. Al fondo ya se ve el Puente del Cachorro (Cristo de la Expiración), tiene dos cubreaceras de lona blanca que cuelgan de mástiles, con 130 metros de luz y sin soporte bajo el agua.
Puente Cristo de la Expiración.

  Se construyó en 1991 de forma muy singular: primero se construyó el puente y luego se retiraron las tierras de debajo, la Corta de Chapina, que al desaparecer permitió recuperar el cauce original del río. Llevamos 1500 metros.
Puente Cristo de la Expiración.

  Pasando el puente vemos, en el margen izquierdo, el Pabellón de la Navegación, con más de seis millones de visitantes en la Expo'92 y al lado la Torre Schindler, sus dos ascensores panorámicos nos elevan a 60 metros de altura en 25 segundos.
Pabellón de la Navegación.

  Nos adentramos ahora en el Paseo Rey Juan Carlos I, es la zona más concurrida del recorrido. A la derecha, arriba, discurre la Calle Torneo, con un amplio acerado y jardines que nos permiten también correr a pie de calle viendo el río desde una posición más elevada.
Paseo Rey Juan Carlos I.

  Llegamos a la Pasarela de la Cartuja. El Guiness lo recoge como el puente más esbelto del mundo. Construído en 1991 para la Expo'92. Tiene 235 metros de longitud y 11 metros de ancho, es además el segundo puente metálico más grande de España. Récord de longitud entre los puentes con sujección sólo en los extremos. Se construyó en tierra y luego colocado en su emplazamiento.
Pasarela de la Cartuja.

  Al pasar por debajo llevamos recorridos 2150 metros A tu derecha hay una extensa muestra de graffitis, algunos de mucha calidad.
Graffitis.

  Nos acercamos al Puente de la Barqueta. Construído enteramente en esta margen del río, cuando estuvo terminado se le hizo girar sobre uno de sus pies, colocándose perpendicular al río.
Puente de la Barqueta.

  El puente de la Barqueta es un puente colgante de 168 metros, hoy día la principal entrada al parque temático Isla Mágica y al parque tecnológico Sevilla Tecnópolis.
Puente de la Barqueta.

  Justo bajo el puente habremos recorrido 3300 metros.
Hay graffitis para todos los gustos, éste es una muestra divertida.
Graffitis.

&&Gan Hotel Renacimiento (*****) Es considerado como un hotel muy vanguardista, debido a su original arquitectura: tres edificios circulares rodeados de jardines y con vistas al río Guadalquivir.
Hotel Renacimiento.

  Y ya se ve el Puente del Alamillo, mi preferido. Tiene 140 metros de altura, figura de arpa y un sólo brazo de 58º de inclinación del que parten una pareja de tirantes que lo sujetan (de 300 metros de longitud, los más largos del mundo) y salvan una luz de 200 metros. Para su construcción se empleó una de las mayores grúas de tierra del mundo.
Puente del Alamillo.

  El proyecto inicial fue realizar un puente igual que mirase en sentido contrario, en el otro margen del río; pero por motivos de presupuesto sólo alcanzó para uno. El ojo de la "cabeza de caballo" sirve como mirador.
Puente del Alamillo.

  Terminamos nuestro recorrido al pasar bajo el puente, si haces unos 150 metros más habrás completado 4,5 km. Puedes llegar hasta una rampa que sube al nivel de la calle y volver haciendo el recorrido desde arriba, para tener otras perspectiva.
Puente del Alamillo.







Lutaj - Diseño Web