Todo comenzó en Noviembre de 2010, al llegar a la meta de la carrera de Canillejas, viendo que repetía marca como en el 2009, (42 minutos), decidí pensar en dar el salto a los 21 kilómetros.

Y empecé a ver entrenamientos en esta página web, elegí un entrenamiento que fuera posible realizar para mi nivel, como el de hacer la media maratón en 95 minutos. En aquellos días no lo tenía claro, al no estar acostumbrado a correr mas de 10-12 km seguidos, pero después de salir de unas molestias en los sóleos que no me dejaban entrenar, frenando la progresión, problema que me quitó mi fisio, Ismael, al cual le debo mucho, ya que siguiendo sus consejos en estiramientos y productos para recuperarme de mi lesión, pude ir mas allá...

Y de qué manera, ya que ampliando los kilómetros, con entrenamientos variados (series, cambios de ritmo, etc..) fueron bajando los minutos por kilómetro. Todo el invierno fue así, el 1 de Marzo de 2011 decidí ponerme a prueba con un test de media maratón en Rivas Vaciamadrid, que es donde vivo, y lo acabé en 2 horas y 2 minutos, ¡¡qué paliza y que frío pasé!!

Y por fin llegó el día 3 de abril de 2011, nublado pero sin llover, menos mal. MEDIA MARATÓN DE MADRID y mi 40 cumpleaños. Al ser novato en esta distancia me coloqué en la salida en el parque del Retiro de Madrid, de la mitad para atrás, para no molestar a los que yo suponía correrían mejor.
  Qué cantidad de corredores, fue increíble, unos 15.000 en la salida. La carrera comenzó y hasta pasado el segundo kilómetro, no se estiró la marea de corredores, para coger mi sitio. Lo siguiente fue ir manteniendo el ritmo y no pensar mucho en los kilómetros que me quedaban.
  Al km 10 llegué en 46 minutos y noté que estaba fresco, decidí atacar y subí el ritmo, ya que me di cuenta que estaba por detrás del globo guía que marcaba 1 hora 50 minutos y me encontraba demasiado bien. Comencé a adelantar corredores, con el fin de acercarme al globo de 1 hora 45 minutos. Después fui manteniendo el ritmo hasta tener al lado el globo de 1h 35m, pero al rato pensé que podía volver a subir el ritmo y así llegó el km 15. A esta altura me tomé la glucosa que nos dieron al recoger el dorsal e intenté encontrar el globo de 1 hora 30 minutos, pero no lo conseguí.
  En el km 19 empezó la subida terrible de Atocha y ya dentro del Parque del Retiro, sin duda lo peor de la carrera, perdí el ritmo, ya lo había dado todo y sólo quería llegar de una vez a meta, algunos corredores dejaron de correr y andaban.

Y por fin llegó el km 21, no quería mirar el reloj, para no ver mi tiempo, y cuando paré el crono y miré: 1 hora y 33 minutos, me emocioné. Tardé un rato en poder quitarme el chip y recoger la bebida. Qué sensaciones más increíbles, y pensar que tenía previsto hacerla en 1h 45m - 1h 50m. Luego me di cuenta de que viendo mi estado de forma, podría haber atacado antes del km 10 y haber bajado de 1h 30m, pero el ser nuevo en la distancia es así.

En resumen, una experiencia increíble que espero repetir.

Agradecer a mi mujer, Lola, y a mis hijos, David de 6 años y Sandra de casi dos, la paciencia que han tenido conmigo, con esas largas tardes que me tocaba entrenar. Gracias también a mi amigo y fisio Ismael, por los consejos, masajes y apoyo recibidos.
  Gracias a mi compañero Antonio, que es un gran corredor y un referente para mí en esto de correr, en los 2 años que llevo corriendo más en serio. Sin olvidarme también de otros compañeros como: Carlos, Roberto, Pedro, Arturo, Verónica, Manu, Julián, José, David y demás...

Ahora a seguir entrenando, animar a la gente a hacer deporte con salud y si puedo, por qué no, ¡¡bajar de 40 minutos en los los 10 KILÓMETROS!! ¡UN SALUDO A TODOS!

  Miguel Ángel S. C.