Ha llegado el MARABANA de este año y todos los miembros del Club Eterna Juventud nos hemos alistado para participar y como siempre ponerle corazón a esta carrera. El MARABANA es una maratón que se realiza en La Habana cada noviembre para celebrar el Día de la Cultura Física y el Deporte en Cuba.

Como la Capital del país está a unos 150 km. de nuestra ciudad, vamos en ómnibus, saliendo en la madrugada casi siempre a las 3 a.m. para estar bien temprano, porque la largada es a las 7 a.m. Ésa es una de las desventajas que afrontamos, generalmente nadie duerme ni siquiera descansa bien, llegando un poco magullados, esta vez no ha sido la excepción.

Este parece ser un circuito difícil y les describo que los primeros ocho kilómetros se corren en la línea del Malecón, donde te puede mojar el agua del mar que arremete contra el muro, o sofocarte el calor por la humedad y la calma. Pasado el kilómetro nueve comienzan las lomas hasta después del doce, con columpios profundos que te van poniendo todo incómodo. Sobre el dieciséis comienza un prolongado ascenso no muy notable pero agotador, casi hasta la meta, allí doblan el circuito los de la maratón. Confieso que quizás por las elevaciones o la rudeza de la noche sin descanso, se me hace más duro que distancias mayores en entrenamientos.

El Club este año tuvo dos primeros lugares en 15km, además de lograr varias ubicaciones en la Media entre el décimo y el vigésimo segundo lugares, cosa esta muy interesante si tenemos en cuenta que las inscripciones estuvieron por encima de las dos mil, de manera que todas las categorías estaban bien nutridas. Lo mejor ha sido que todos terminamos y la mayoría mejoró los tiempos anteriores.

Nuevamente me ha acompañado mi hijo quien realmente hizo la carrera para darse el gustazo de correr conmigo, pues apenas tuvo tiempo de entrenarse. Eso determinó que termináramos por encima de las dos horas, cómodos y satisfechos. !Otra vez se rompió y se hizo el hechizo! Correr, quien no lo sabe, es un reto a la voluntad y un elixir para la vida.


Abraham Vargas